Monthly Archives

May 2012

Adjetivo

Xtend Barre : mi nueva obsesión

May 24, 2012
Xtend Barre

Comer saludable, aprender a manejar el estrés y hacer ejercicio son las tres recomendaciones que recibí de mi ginecólogo meses antes de casarme. Las dos primeras han sido mas o menos fáciles de llevar, pero la tercera ha sido mi debilidad todo este tiempo, pero hace ya does meses encontré la solución y mi nueva obsesión: Xtend Barre.

Como ustedes saben, he tenido varios intentos fallidos con el ejercicio. He gastado mi dinero comprando membresías en gimnasios, he intentado practicar spinning, me he metido a clases de patinaje sobre hielo y nada me ha convencido, pero siempre ha sido mi intensión practicar algún tipo de ejercicio, así que hace poco empecé a buscar en google los estudios de yoga por mi casa, y poco a poco fue expandiendo el radio hasta abarcar toda la ciudad porque todos los estudios de yoga tienen un común denominador y es que te venden las clases individualmente a un precio muy alto, lo que me impediría asistir todos los días. Además, no sé si sea ignorante pero como que eso de meditar no ayuda mucho al ritmo cardiaco que yo sepa. Ahhh y por supuesto que por nada del mundo iría a clases de Zumba, que parece ser lo único que está de moda en estos tiempos, prefería morir de hipertensión arterial antes de ir a brincar y bailar al ritmo de “Papi chulo dame lo que quiero” por una hora. No, no, no, simplemente mi orgullo latino jamás me lo permitía.

Para mi buena suerte, hace algunos meses, de pura casualidad vi un reportaje en las noticias de un estudio que recién había abierto sus puertas en el centro de la ciudad con una técnica que me pareció convincente: Pilates y ballet fusionado. Por meses había tenido ganas de ir a una clase y probarla, pero al mismo tiempo tenía miedo de que la esperanza de encontrar algún tipo de ejercicio muriera al ir y darme cuenta que Xtend Barre era otro más de mis intentos fallidos de hacer llevar una vida saludable. No quería enfrentar tal realidad porque quería seguir teniendo la ilusión de que en algún lugar del mundo, existiera un tipo de ejercicio que me hiciera levantarme temprano y empezar el día con el pie derecho. Creanlo o no, Xtend Barre es ese ejercicio.

Me decidí a ir un sábado por la mañana, días después de regresar de México con 10 lbs. de más (5 kg) porque quería deshacerme de las llantitas que me traje por comer tacos todos los días por 5 semanas. Me armé de valor, me registré y para mi sorpresa la primer clase fue gratis y fui. Mientras iba en camino tenía miedo de que no pudiera aguantar y de que me fuera a dar un paro respiratorio en plena clase, o que los ejercicios fueran muy difícles o avanzados para mi, pero cuando llegué encontré encontré un estudio vibrante, repleto de mujeres (la mayoría jóvenes como yo) que hasta haciendo ejercicio en sus pants y blusotas se veían lindas, lo cual me motivó mucho. Después del “workout” me sentí bien, la verdad creí que me esforcé como nunca en mi vida, y además sudé (que es algo super raro en mi), pero me enamoré de Xtend Barre. La música, el ambiente, las vecinitas tan bonitas todas haciendo sus poses de bailarinas me hacían sentir como que yo también era toda una bailarina de ballet profesional, pero lo que no sabía era lo que sucedería al día siguiente, y al día siguiente del día siguiente.

Al día siguiente no me podía levantar de mi cama por que todo (y cuando digo todo quiere decir TODO) me dolía: costillas, cadera, muslos, pantorrillas, brazos, abdomen, gluteos, etc. Así que tuve que pedirle a mi esposo, como cuando he estado embarazada, que viniera y me jalara para que puediera levantarme, excepto esta vez no era por cargaba peso extra sino por que había hecho ejercicio ¡YAY! Reir, toser, estornudar y subir las escaleras furon toda una tortura deliciosa por los siguientes dos días. La clase fue tan buena para ser verdad que el lunes muy tempranito, mi esceptisismo me orillo a tomar otra clase en un estudio que utiliza una técnica muy parecida y se llama The Dailey Method para comparar las dos. Además, si era igual o mejor que Xtend Barre sólo tendría k manejar 5 minutos en lugar de los 30 que me hago de mi casa al estudio de Xtend Barre. A esta clase de las 6 a.m. llegaron sólo 3 alumnas incluyendome a mi. La clase no empezó a tiempo ya que la instructora (y dueña) creo que esperaba que llegaran más personas y por nada del mundo ejercité todos mis músculos como lo hice 2 días antes en el estudio de Xtend Barre. La clase fue más pasiva y no había conexión entre la música que tocaban con los ejercicios, todo era más serio y caro aunque la atención era más personalizada pero creo que fue porque eramos sólo 3.

El martes fui decidida a firmar un contrato por 6 meses con Xtend Barre y no me arrepiento. Todos los días, o mejor dicho, casi todos los días (de martes a viernes) me despierto a las 5:10 a.m. para llegar a la clase de las 6 a.m. donde me uno a 20 mujeres más con las que sudo la gota gorda por 55 minutos. El sábado también voy pero ese día no tan tempra sino a las 8:30 a.m. Ahh y dejenme decirles que si no cancelo con 3 horas de anticipación me cobran $10 USD por mi ausencia, así que una noche antes de dormir tengo que determinar firmemente si voy o no voy, porque me duele que me cobren $10 USD, además de que me da vergüenza de que mi esposo vea cargos extras en el estado de cuenta del banco :S Esa si que es una buena manera de hacer que uno se comprometa con el ejercicio.

Xtend Barre me encanta porque es la mejor manera de comenzar mi día, no sólo regreso feliz de haber hecho algo por mi cuerpo sino que me da la energía que necesito a lo largo del día. Además puedo disfrutar algo de paz y tranquilidad al ir y venir sin los niños y hasta a veces puedo pasar al súper sin tener que llevar a los montruitos conmigo, o si me dan ganas puedo ponerl a música a todo volúmen. Cuando regreso todos siguen durmiendo y yo tengo tiempo de bañarme a gusto, preparar el desayuno. Así que si quieres buscar un estudio cerca de ti, ¡no te arrepentirás!

Pero en caso de que no haya uno cerca de tu ciudad, mantente al tanto de “Un dulce hogar” ya que estaremos regalando DVD’s para que practiques Xtend Barre desde la comodidad de tu casa y estés lista para lucir tu mejor figura este verano.

Aquí está una probadita de las rutinas de Xtend Barre:

Adjetivo

Una breve confesión

May 23, 2012
Fakeit

¿Algunas vez se han sentido como la peor madre del mundo? Bueno, dejenme confesarles que así es como me estoy sintiendo en este momento y aunque sea difícil de admitirlo, esta tendencia ha durado más de 2 meses :S pero hoy me desperté con una nueva esperanza y decidí que debo “fingir” ser la mejor madre del mundo hasta lograrlo, o como dicen en inglés:

Fake it ’till you make it

Quizás la gota que derramó el vaso fue el día en que Asher se resbaló cuando intentaba ir al baño y desde ese día se ha opuesto rotundamente a intentar ir al baño otra vez. Hubo un día glorioso en que lo hizo, pero para mi desilusión fué sólo un caso aislado. Claramente recuerdo cómo se abrió mi mundo de posibilidades ese día ya que pensé que ahora podría llevarlo al kinder para que jugara y conociera más niños y yo más mamás además de que yo no tendría que estar quebrandome la cabeza cada minuto de mi existencia encontrando nuevas formas de entretener y nutrir su cabecita tan inteligente que está hambrienta de conocimiento. Una vez yendo al baño él podría ir a clases de fútbol, violín, manualidades o visitar a sus amigos sin que yo tenga que estar ahí, pero todas esas posibilidades se desvanecieron y heme aquí, aún cambiando sus pañales. Sin mencionar el hecho de que tener a dos niños en etapas de desarrollo tan diferentes me ha hecho convertirme en réferi. A veces me pregunto si algún día todo esto terminará, si algún día ellos podrán jugar juntos por más de 3 minutos en paz y armonía, sin que uno de ellos venga corriendo a verme porque la otra lo mordió o el otro ya la razguñó o porque a fuerza quieren el mismo juguete que hace 3 minutos nadie pelaba, pero la respuesta resuena como un eco en mi corazón diciendo que algún día voy a extrañar esta etapa pero mi visión a largo plazo está sufriendo estragos y aún no lo puedo comprender. Lo único que quiero es ser productiva en alguna cosa, como solía serlo hace algunos ayeres antes de tener niños, no pido mucho, pero ahora parece que el 99.9% de las veces que me doy la vuelta para hacer algo vital como preparar el almuerzo, bañarme, hacer una llamada (necesaria) o cualquier cosa que requiera toda mi atención (o la mayor parte de ella) se convierte en uno más de mis fracasos y a veces siento que me estoy convirtiendo en un monstruo por dentro, frustrado e insatisfecho.

Hoy fue diferente, a pesar de que han pasado las mismas cosas de siempre. Hoy amanecí con la determinación de ser la mejor mamá del mundo (o al menos fingir serlo) y a pesar de ser tan sólo el medio día y ya haber librado varias batallas por juguetes y libros que no quieren compartir, he tomado cada incidente y pelea como una manera de enseñarles a ser amables entre ellos mismos. Así que deséenme suerte, que aún faltan 8 horas más antes de que sea hora de dormir, y empezar de nuevo mañana.

<3 Danielly